• myluluplush@gmail.com
  • 6837-4198
  • 5566076220

El origen de los ositos de peluche

El origen de los ositos de peluche

peluches gigantes

Los ositos de peluche son el regalo más clásico, no sólo entre enamorados y para el 14 de febrero, sino también para niños, para amigos, incluso, como “último regalo” en XV años. Los podemos encontrar en distintos colores, diseños y tamaños, así es, los ositos son los reyes de los peluches gigantes y pequeños. Seguramente, cuando eras niño, tenías un osito de felpa con el cual dormías o llevabas a todos lados, pero, alguna vez te has preguntado de dónde surgió este juguete y regalo tan famoso, pues sigue leyendo, aquí te lo contamos.

No está completamente comprobado cuál es el origen del primer oso de peluche, algunas teorías mencionan que se creó en Alemania por el diseñador Richard Steiff’s en los primeros años del siglo XX, pero, también, se cree que surgió en noviembre de 1902 en Estados Unidos. La historia dice, más o menos, que cuando Theodore Roosevelt, presidente estadounidense de aquel entonces, viajó al sur del país para mediar en un conflicto fronterizo entre Louisiana y Mississippi, fue invitado para salir de cacería. Viendo que el presidente no cazaba nada, un conjunto de sus asistentes, acorralaron, golpearon y ataron a un Oso Negro Americano a un sauce para que Roosevelt le diera el tiro de gracia y consiguiera un trofeo “fácil” que llevar a casa. El presidente se negó indignado. Este hecho fue caricaturizado por Clifford Berryman en una tira cómica del Washington Post, y fue tan popular que inspiro a un vendedor de juguetes llamado Morris Michton a coser un muñeco de felpa con forma de osito, que tenía botones como ojos.

El juguetero sólo había puesto el osito junto a la caricatura del periódico para llamar la atención de los transeúntes, nunca se esperó lo que sucedió. El oso atrajo a muchos compradores, por lo que Michton tuvo que fabricarlos en serie y los bautizó con el nombre de “Teddy’s Bear” (Oso de Teddy, en honor al presidente Roosevelt). Muy pronto se convirtió en el juguete favorito de los niños. Desde entonces, la popularidad del osito sólo aumentó con el paso del tiempo y, aún en nuestros días, sigue gozando de ella. Tanto chicos como grandes tienen o han tenido un oso de peluche, además, se sigue produciendo en serie y son los protagonistas de cada Día de la Amor y la Amistad, así como del Día del Niño y de las Madres.

 

 

About The Author

peluches