• myluluplush@gmail.com
  • 6837-4198
  • 5566076220

Peluches gigantes, el último juguete

Peluches gigantes, el último juguete

peluches para quinceaños

Cumplir años siempre es un festejo, pero llegar a una edad tan especial como los quince lo es  más. Se debe a que no sólo es otro año, sino que se trata del fin de la infancia.

La celebración que se lleva a cabo es muy grande, toda la familia y amigos suelen estar presentes en el momento tan importante de la quinceañera. La comida, el salón, las invitaciones, e incluso el pastel, son elementos que suele elegir la propia festejada, pero hay algunos que no, pues se tratan de sorpresas.

Uno de ellos es el último juguete, que se ha establecido a partir de peluches para quienceaños; se otorga después del baile familiar. Este juguete representa el fin de la niñez de la joven cumpleañera; usualmente suele entregarlo el padre a su hija, o bien, una persona muy apreciada por ella como una prima o tía.

En las décadas pasadas era común que a la quinceañera se le diera una muñeca de porcelana, refriéndose a ella misma o que arrojará una flor a las menores de quince años o se le regalará a su hermana menor como símbolo de cambio.

Otro de los elementos que acompañaban el último juguete era la corona, pues representa la entrada a la adultez y las normas que se establecen a partir de abandonar la infancia. Por ello, era usual que se entregarán  al mismo tiempo.

También se utilizaba a la muñeca como motivo de la decoración que se reflejaba en la fiesta y que se vestía de acorde al vestido de la quinceañera; de forma que el valor simbólico que se le otorgaba fuese el paso de una etapa. Con el paso del tiempo, la muñeca de porcelana dejó de ser esencial en la celebración de quince años.

No obstante, se dio paso a otro tipo de juguetes, esto por la facilidad que suscitan tenerlos. Si bien, se entregan todavía algunas, lo usual es dar una de plástico o un peluche de gran tamaño. La ventaja de este último es que se puede escoger la figura que más agrade a la quinceañera, aunque lo más frecuente son los osos.

Entre los tamaños de peluches que se suelen regalar se encuentran los de mayor tamaño, pues la representación que se tiene de la niñez y los buenos recuerdos. Por eso, es frecuente dar estos adorables juguetes para despedir una etapa.

About The Author

peluches